discrimination-60512_1280.jpg

Escrito por Shreyansh Budhia

Traducido por Pilar Espitia

Mientras que los embates entre grupos de supremacistas blancos y opositores en Charlottesville, Virginia, en agosto 12 y 13 de 2017 demuestran que el racismo en Estados Unidos es un fenómeno generalizado que persigue a las minorías raciales, se vuelve más y más evidente que nuestra tarea como sociedad para eliminar este mal y liberar a las minorías de sus garras no está completa. A decir verdad, el racismo en ambas formas, tanto extrínseco como intrínseco, afecta a las minorías de todas las etnicidades y colores en Estados Unidos. Hoy en día, las instituciones educativas en todo Estados Unidos usan el racismo para impactar de manera desfavorable el desempeño educativo de los estudiantes negros. Las cortes y organismos policiales son liderados por reconocidos supremacistas blancos que fallan a favor de los suyos. Los hombres negros se vuelven injustamente sospechosos en encuentros con la policía, y los reclusos negros superan en números de proporciones incomprensibles a los blancos. Los profesionales negros en el gobierno y el mundo corporativo se encuentran con casos sutiles de comportamientos prejuiciosos debido al color de su piel y herencia. Todos estos ejemplos sugieren que el racismo es un problema social que actúa como un obstáculo para el desarrollo socioeconómico de la comunidad afroamericana. 

Hace poco nos sentamos con Néstor Gómez, cuarenta veces ganador del Moth Grand Slam, y conductor del podcast de historias, 80 Minutes Around the World.  

Néstor, que antes tartamudeaba, proviene de Guatemala y encontró su voz después de migrar a Chicago, entrar al bachillerato, y aprender a moverse dentro de una nueva cultura. Actualmente usa su plataforma para animar a otros a contar sus historias. 

“Cada lugar, cada persona y cada cosa me inspira una historia o poema distinto,” dice. 

Obama_Health_Care_Speech_to_Joint_Session_of_Congress

Equipo de Open Americas, Traducido por William Giller

El lunes, 12 de febrero, la Casa Blanca presentó su proyecto de presupuesto para el año fiscal 2019. Este documento no solo propone una drástica reducción de los presupuestos americanos para subvenciones a Latinoamérica, sino que también aumenta los gastos para la defensa y la infraestructura nacional.

Open Americas cree plenamente que cualquier presupuesto refleja los valores políticos y personales de sus creadores. Las mismas firmes ideas sobre el nativismo, militarismo y excepcionalismo estadounidense publicadas en el documento para 2019 están también integradas en las decisiones políticas, las cuales perjudican a los pueblos a lo largo de las Américas.